La reconstrucción histórica de Colombia a través
de la escritura

La reconstrucción histórica de Colombia a través de la escritura

 

A lo largo de la historia colombiana existieron figuras emblemáticas, algunas por exponer los sucesos y otras simplemente por serlo. Por esto, la manera de exponer los acontecimientos históricos fue llevada de muchas maneras, pero excepcionalmente creativas, ya sea como lo realizó José María Vergara y Vergara en “Las tres tazas” o como Soledad Acosta de Samper en “La monja”, relatos que figuran como precedente a lo que hoy en día se vive en el país. Es gracias a estos personajes destacables, que por su posición política o militar han podido rastrear la historia y hacerla contemporánea a los ciudadanos que buscan con ansias poder recopilar tales sucesos para así, tal como lo decía Giorgio Agambe en su texto ¿qué es lo contemporáneo?: “… poner en relación consigo mismo cada instante del pasado…”. La manera como se logra adaptar estos acontecimientos a lo que se conoce en la actualidad, no sería tan fácil de no ser por las figuras que, por antonomasia, cobran un papel importante en tal actividad especial, la contemporaneidad.

 

Si bien el proceso de alfabetización en Colombia ha sido realmente lento, se ha visto como en el presente se van conociendo personajes que en la antigüedad lograron cobijarse de este y plasmar sus ideas para así obtener hoy por hoy una perspectiva única de la época. Ya que estos sujetos fueron pocos, bien en su mayoría hombres, podría suponerse la precariedad de instrumentos a contribuir en un proceso de reconstrucción histórica, pero es ahí donde se visualiza como estas personas lograron plasmar de manera auténtica y desde la perspectiva particular de sus ideas lo que se vivía en Colombia en su respectivo tiempo. El caso particular de “las tres tazas” es el claro ejemplo de autenticidad y creatividad que motivaron al periodista e historiador José María Vergara y Vergara a plasmar su conocimiento; un hombre que vio la transformación de la capital del país y fue capaz de escribir tales hechos mediante la comida, es este desarrollo entendido como una representación cultural colombiana excepcional.

Como conclusión, es de precisar el papel fundamental de personajes históricos, como los ya mencionados, que gracias a su creatividad, sus capacidades de escritura y lectura, su gran sentido de pertenencia, fueron los responsables de transmitir sus ideas auténticas a la comunidad actual, a los jóvenes que con anhelo de entendimiento y aplicando su habilidad particular, la contemporaneidad, logran reconstruir la historia de un país como Colombia, con déficit de instrumentos y medios de recopilación, con procesos de alfabetización tardíos y lo que es peor, con falta de cultura y sentido de nacionalidad. Por todo aquello, es importante señalar que tales símbolos históricos dejaron plasmado un legado en sus escritos y son los ahora responsables de la motivación de la gente joven que buscan seguir sus pasos para así continuar el legado, llegando a las generaciones futuras de igual forma como las de esta época lo hicieron, y por esto serán asimismo contemporáneas a ellos.

El contenido que acaba de leer es responsabilidad del realizador y no de la casa editorial Intencional

Utilizo el conocimiento de mi pasado para establecer una identidad fuerte y responsable
Laura María del Río

Síguenos